Ya me he metido en otro fregao


Y yo en segunda fila, bajo las axilas de los peperos.


Por una serie de motivos (laborales y de gumiación extrema) acabé en la apertura de campaña de Gallardón. Yo, que me he acordado de todos sus ancestros hasta la tercera generación, acabé ahí, metida en medio de un mitin, con quicientos pijopelucas a los que los militantes proveyeron con banderas. El resultado fue quicientos pijopelucas con chopecientas banderas (chopecientos >quicientos) de tres colores (naranja, azul y blancas, ¿qué pensabais?) a los que, cuando se les pedía un aplauso (durante el concierto previo al chupichou) no podían aplaudir porque tenían las manos llenas de banderas. Si yo organizara esos eventos, elegiría: o mandaba aplaudir o les daba banderas a los acólitos y les decía que hicieran algo significativo que no tuvieran que hacer con las manos como por ejemplo cantar la canción de Carlinhos Brown "pepepepepepepepepe pepepepepe pepepe").

Lo que más me llamó la atención fue que daba igual quién hablara o qué pasara; el personal del público se dedicaba a agitar las banderas mientras se desgañitaba gritando "Espeeeeeee, Espeeeeee". Lo siento por los gallarfanes (aunque soy consciente de que va a ganar, ojo).

Share this:

, ,

COMENTARIOS

3 han mejorado su vida sexual:

  1. Esa es mi Patch! :D tienes que enseñarme tu patchcueva

    ResponderEliminar
  2. Espero que tomes notas de todo para cuando organices tus mitines de exaltacion de Patch

    ResponderEliminar
  3. Si no puedes con el enemigo, únete a él.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.