Pues nos estamos quedando sin pan



Hay que ver la de cosas que necesitas para irte a vivir sola y en las que nunca habías pensado porque siempre las compra mamá. No me refiero sólo a la pólvora (me temo que no está el horno para bromear con ello: querido señor ministro de Espías, no era mi intención poner eso, no tengo y nunca he tenido nada de pólvora ni en mi domicilio actual ni en otros previos) sino a todas las cosas que das por descontado, como el acondicionador del pelo, un par de bombillas de rosca pequeña de 40w o sin ir más lejos, un paquete de azúcar. Que sí, que he hecho la compra para el domicilio familiar alguna que otra vez, pero ya ni me acuerdo de los precios y de todo lo demás.

Eso por no hablar de la odisea de llegar a casa con quinientas bolsas y pararte en el banco que hay en la puerta que habitan tres viejunas-vecinunas que siempre que me ven me preguntan que qué tal la mudanza (chicos, no lo intentéis si no hay un especialista cerca: lo mío con los viejunos es un don). Les doy un mes para que empiecen a invitarme a vasitos de leche con bollos o en su defecto a polvorones de la última Navidad. Se admiten apuestas.

Share this:

, , ,

COMENTARIOS

6 han mejorado su vida sexual:

  1. Pues no te lo creeras, pero el tema de la polvora no es baladi. En el puente estuve en mi pueblo que eran las fiestas de moros y cristianos y me entere de que la compra esta limitida a 1kg por persona, asi que los mas festeros se van de compras con la abuela y compran un kil ellos y otro la abuela y otro la mama. Asi se pueden hacer petardos mas gordos.

    ResponderEliminar
  2. Hay cientos de artículos en los que no pensarías nunca hasta que te hacen falta: Insecticida, un colador, un rallador de queso, un calzador, un colgajo de esos antipolillas, una grapadora...

    ResponderEliminar
  3. Ah, olvidaba (¡ves cómo se olvidan!) uno de los esenciales ¡El destornillador de estrella! Hasta que te toca desmontar el cinexin, o enganchar un enchufe al cable de la tele o algo de eso no te das cuenta de la cantidad de tornillos de estrella con los que convives.

    ResponderEliminar
  4. El destornillador de estrella está el primero en mi lista, lo necesito para tres cosas distintas. En cambio, tengo tres llaves Allen.

    ResponderEliminar
  5. ¡Efectivamente! De comida no se me olvida nada (tengo la enfermedad de mi madre de la que algún día os hablaré), pero cuando fui a montar mis muebles del Ikea tuve que ir a comprarme unos alica(n)tes y un destornillador de estos que es de estrella por un lado y plano por el otro.

    ResponderEliminar
  6. Tu tranquila. Que llegará el día, en el que vayas a coger ese objeto que tanto necesitas, y que siempre ha esto ahí.... y veas que nunca habias pensado en comprarlo.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.