Home improvement at the patchcave

Segundo día en la patchcueva y ya la he inundado y quemado. Sé que esto no dice mucho de mi capacidad como ama de casa y que probablemente hay muchos aspirantes a patchigrupis (¿existe esa categoría?) que me estáis tachando de vuestra lista de mejora de la especie humana al leer esto, pero bueno, the show must go on, así que os cuento lo sucedido.Lo primero es lo primero: voy con la inundación.

Mi calentador se sale. No, no es que sea el más guay del Paraguay (que lo es) sino que el agua que hay dentro encuentra siempre la manera de salirse por una válvula, por lo que llamé a mi tío que es fontanero para que me lo apañara. Me cambió nosequé y yo me fui toda contenta a dormir el domingo por la noche. Cuando me levanto el lunes por la mañana, mi cocina era una reproducción a escala del Titanic con agua por toda la encimera (dejé un Taper debajo del calentador, por si acaso, pero le pasó como a la faja de Marujita: se salió por todos lados. Lo que me salvó fue que tenía encima de la encimera (valga la rebuznancia) cuatro rollos de papel de cocina que hicieron el "efecto magdalena" evitando que pasara a mayores mi drama doméstico.

Antes de ir a trabajar dejé cerrada la llave del agua para no crear un desaguisado mayor, y después comprobé que surtió efecto: ni una gota había caído en mi ausencia. ¡Yupi! Con el subidón de la emoción busqué alguna actividad en la que entretenerme mientras llegaba la hora de la cena. Entonces vi mi televisor y me acordé de lo que me dijo Raúl en mi cumple: que el televisor no tenía toma de tierra y que a lo mejor algún día me daba un calambre. Ni corta ni perezosa, busqué un enchufe con toma de tierra y desmonté el enchufe de la tele para a continuación montarlo (chicos, ¿sabéis qué hora es? ¡La hora de la herramienta!). Como viene siendo habitual, me calcé para enchufarlo a la corriente eléctrica. La tele se encendió. Mi criatura estaba viva.
¡Viva!

Mientras le decía a Aigor que se retirara, empezó a oler a quemado. El enchufe pegó un pedo y empezó a salir humo del ladrón mientras se iba la luz. Así aprendí varias cosas:
-Que "toma de tierra" significa que el cable tiene tres partes.
-Que "no tiene toma de tierra" significa que sólo tiene dos partes el
cable (azul y amarilla en mi caso).
-Que sí que necesitaba una persona competente en electricidad para
meterme en fregaos.
-Yamásnunca pienso hacer bricomanía eléctrica (supongo que hasta la
próxima vez).

Por cierto: recorté la parte quemada del cable, le puse el enchufe primigenio, tiré a la basura el ladrón y todo ha vuelto a la normalidad. Aquí no ha pasado nada.

Share this:

,

COMENTARIOS

13 han mejorado su vida sexual:

  1. mini-patch15/5/07 14:52

    Ay me parece que me voy a reír mucho cada vez que me pase por aquí...ya que en casa de los jefes no te veo...ánimo y recupera la persona competente de la caja de la lámpara

    ResponderEliminar
  2. Jo... lamento no poder echar una mano como persona competente. Incumplo al menos una de las dos palabras.

    Por otra parte ¡Claro que existen los patchigrupis! Son aquellos que comentan y eres tú misma la que les mejoras la vida sexual.
    Esa es la teoría, lo que no sé es si existen casos reales...

    ResponderEliminar
  3. Tiene tres clavijas, pues tiene tres cables. ¿No? :D

    ResponderEliminar
  4. Virgen santa, y que te dejen vivir sola. Vuelve al sanatorio mental del que te escapaste, por el bien de la especie XD

    ResponderEliminar
  5. Ánimo y coraje, Patch, de empresas más árduas has salido airosa!

    La convivencia contigo misma acabará siendo un placer sin daños colaterales, estoy segura.

    ResponderEliminar
  6. Al menos sin daños colaterales para nadie que no sea yo misma, claro!

    ResponderEliminar
  7. Tú eres invulnerable, mujer. Eso lo sabe todo el mundo.

    ResponderEliminar
  8. Parece que además de invulnerable soy ignífuga :)

    Mi hermano dice que si no morí el año que hice la Erasmus, podemos deducir que soy inmortal e indestructible. Tocaré madera por si acaso.

    ResponderEliminar
  9. Toca madera, vale, pero puedes hacer también un sencillo test para descubrir si tu invulnerabilidad (en la que todos confiamos) es ficticia o no:
    ¿Eres cheerleader?
    ¿Has probado a tirarte de sitios mientras un macizo te graba?
    ¿Te colocas sola las costillas en el sitio?
    ¿Te pica cuando te cortas el dedo con un papel o similar?

    ResponderEliminar
  10. Veamos,

    - Soy cheerleader siempre que haya un macizo con abdiminales y/o pectorales que lo merezca.
    - Normalmente no hay testigos conocidos cuando me caigo, excepto el día que bajé con la barbilla las escaleras del metro y cuando me rompí las medias de nochevieja resbalando por la calle en plan "tú el pronto, yo el paño".
    - Me coloco sola el hombro cuando se me sale, no sé si eso cuenta.
    - Hum, me corté un dedo cortando turrón y aún tengo la cicatriz. No sé tampoco si eso cuenta.

    ResponderEliminar
  11. Mmm. Aunque confío en tus patchpoderes, no sabría decirte si esas son pruebas fehacientes. Investigaré.

    PD: Tampoco he probado la modalidad bajada con barbilla. Pero la temo.

    ResponderEliminar
  12. hasta hace poco entendí que la toma de tierra no era el colgador de las lámparas...

    ResponderEliminar
  13. ¿Por qué esas cosas no las enseñan en el cole?

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.