Sarari Nai y otras coreografías



Vamos a ver. Que levante la mano el que nunca haya bailado el Saturday Night de Whigfield ("Sarari Nai" para siempre, ya sabéis) sabiéndose la coreografía perfectamente (se sabe si lo bailas perfecto cuando te giras a la vez que el resto de la gente y no te quedas culo con culo ni cosas asín). Bien. Que levante la mano el que no se sepa los pasos del Macarena (me suena que se inventaron ex profeso para cuando lo lanzaron a EEU y U porque allá por el 92 ó 93 cuando sonó en España por primera vez no tenía ni coreografía) o ya últimamente la que quiera que tenga pasos (jo, con el trajín que me traigo, ni tiempo tengo para escuchar música nueva). Y seguro que os creéis muy listos cuando decís que las coreografías son algo moderno, que queda muy chulo y que incluso puede llegar a ser algo que te haga saltar al estrellato como tantos y tantos ejemplos que vemos en el Youtube.

Pues no, queridos polluelos. Estáis muy equivocados. Anoche mientras tomaba el té y estaba en un grado sumo de sobriedad con mis compañeros de trabajo (nótese que una o varias de las afirmaciones de esta oración pueden no corresponderse con la realidad) caí en la cuenta de que las coreografías primigenias, esas que gustan a niños y mayores, están en los bailes regionales. Pensad en las sevillanas. Cuando vais a un tablao flamenco o similares y veis que cientos de desconocidos se lanzan a bailar sevillanas (con más o menos gracia, en mi caso sólo sé bailarlas en modo "te estoy sirviendo los espaguetis") y van todos coordinaícos. Exactamente igual que en el Saturday Night pero con, digámoslo así, duende.

Y ya no quiero hablaros de la jota aragonesa (como a alguien se le vaya un paso te perforan el pie con las sandalias esas de adamantium), una sardana o cualquier otro ejemplo de baile de los que pueblan nuestra geografía. Tal vez sacaría de esta categoría el chotis porque básicamente consiste en frotarse mientras das vueltas sobre ti mismo. Un poco como el raggetón en ese momento de la noche en el que ya no tienes espacio para moverte más allá de tu burbuja de seguridad. Salvando las distancias.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

2 han mejorado su vida sexual:

  1. Pues aunque te cueste creerlo.. creo que jamás he aprendido ningún paso de esos... ni la sardana, ni el regetón.. ni nada que se le parezca....;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Yo levanto la mano! Ah, que no te referías a si lo había hecho en el último mes... ¡Entonces no! :D
    Últimamente, pues Civera se lleva la palma. Eso sí, nosotros nos inventamos una para el "Cuanto Tú Vas" que no tiene precio.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.