Mudanza fase uno

Hoy he terminado la primera fase de mi mudanza. Han sido ocho cajas de momentos buenos, regulares y otros más regulares. La mitad de mi vida ha pasado por mis manos mientras las llenaba, hoy mi habitación está más vacía, he tirado tres bolsas de basura, no os vayáis a creer, y aún me queda un camino por hacer. Me refiero al resto de mis libros (recordad, niños: no llenéis cajas supergrandes de libros porque jamás podréis moverlas) y toda la ropa, los patchicomplementos...

Ha sido algo raro, porque han estado gente de toda la vida, como María o Q, junto con clásicos más recientes como Silvia y Choco, el sector patchifán representado por Evenue y Chandler, así como las nuevas adquisiciones como Laura (sabes que te quiero una jartá) o Sergio.

La verdad es que tanto la mudanza como lo de hacer en este momento el camino de Santiago tienen que ver mucho con cómo me siento: esas cosas (y personas) que tengo que dejar atrás porque me he cansado de darles oportunidades, porque estamos en momentos distintos de nuestra vida o simplemente porque me he cansado de dejar pasar cosas y de poner la otra mejilla. Lo del camino (ya que estoy en faena, pues dejadme un poco más de desvarío) también es significativo: es echar a andar, desplazarte sólo con tu fuerza (ayudado por el bastón, claro) y llevando en la mochila lo imprescindible. Pues en esas estoy: viendo para la mudanza qué es lo imprescindible, qué cosas me quedo, qué cosas desecho, y sin qué cosas no puedo pasar.

Y me da pena, claro que me da pena. Y me siento sola, pero no sola-triste, sino sola en el sentido de "mejor sola que mal acompañada" y sé que tengo que estar así (como los caballeros que velaban las armas en los tiempos remotos) porque después de todo va a merecer la pena, voy a ser más la yo que quiero ser y además más independiente.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

8 han mejorado su vida sexual:

  1. Buf. Buf. Buf. Sólo leerte y ya me pongo mustia. No puedo. Es uno de mis fantamistas, eso de irme de casa y tal. Y sobre todo si es "para siempre". Buf. Buf. Buf.
    Suerte.

    ResponderEliminar
  2. Oneiromante22/4/07 22:44

    Pues durante ese camino vas a poder mirar al lado cuando gustes y verás a los que van contigo.
    Y tranquila, que muy pronto esa casa se va a llenar de buenos momentos.
    Y de cosas del todo a 100.
    Y de pelusas.
    Y de gente que te quiere un porrón.

    ResponderEliminar
  3. ey! dos cosillas al respetcto...
    si soy uno de esos trastos que dejas atrás que ten por culen o te ondulen con la permanen como prefieras.... y sino... si necesitas más ayuda con parte de la mudanza avisa, que siento este finde no poder echarte una mano...

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho por ti y por este post. Supone tener coraje dejar las cosas atrás, sobre todo si antes te importaron. Felicidades y si necesitas algo, give a call. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Uff, cuando tenga yo que vaciar mi habitación de Za... Os tendré que llamar a todos y aún así faltarán manos. Aunque falta mil para eso, os aviso ya... :D

    ResponderEliminar
  6. Ex-patchera24/4/07 22:41

    Pues yo siento ser mala persona... Pero no hay nada mejor que ser honestos y realistas... Y después de seguir desde hace algún tiempo tu blog me gustaría decir algo. Es patético estar siempre actuando como una persona cobarde y rencorosa que no deja vivir a los demás porque le gusta dar lástima y joder al que tiene cerca y dice "querer". Así que, en efecto, haces bien deshaciéndote de cosas, pero quizás lo que deberías tirar a la basura en primer lugar es tu persona. Y sí, ahora puedes soltar una retahíla de comentarios super pachis-chachis del paraguay y recibir el apoyo de cuatro frikis, pero eso no cambiará el tipo de persona sórdida y despreciable que eres.

    ResponderEliminar
  7. Te comprendo perfectamente. Fue la misma sensación que me recorrio a mí... Es extraño, y a mí sí me dio pena de verdad, sobre todo por mi familia. En realidad a mí me gustaría vivir en una mansión grande con mis padres y mis hermanos, pero bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hace falta ser masoca para leer algo de alguien que te cae mal y que consideras que tiene que ir a la basura.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.