C.R.A.Z.Y.

Hoy he visto otra de esas pelis que pasan de puntillas por las pantallas de cine y que no ha visto ni Lucas: se llama C.R.A.Z.Y. y va es la historia de un niño, Zac, que quiere recuperar el cariño de su padre. Es eso y mucho más. C.R.A.Z.Y. es música, de David Bowie (que no es muy yo), de Charles Aznavour, de Patsy Cline y el Tamborilero en francés cantada por una tía que, evidentemente, no es Raphael.

En la peli vemos transcurrir quince años, desde los ocho a los veintidós de Zac, con sus dudas, con sus salidas o no salidas del armario, con sus porros, con las peleas en el instituto y los chivatazos de sus hermanos (las iniciales de la peli, C.R.A.Z.Y., son las de los cinco hermanos). Y sobre todo, sobre todo, son los esfuerzos de Zac por ser lo que su padre quiere que sea, porque no entiende por qué fue desterrado un buen día de su corazón (ole ahí qué cursi me ha quedao).


¡Ese niño! Me lo llevaba a casa envuelto para regalo.

(Me refiero al del extremo de la derecha)


No es Pequeña Miss Sunshine, aunque te ríes, ni es Algo en común, aunque también tiene su punto de buscar su lugar en el mundo. Pero C.R.A.Z.Y. mola dos millones y si os topáis con ella os vais a emocionar.

Share this:

,

COMENTARIOS

1 han mejorado su vida sexual:

  1. Para terminar de recomendarla a según que público de los que pasa por aquí:

    Sale una pelirroja de las 100% con pecas hasta donde alcanza la vista :)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.