Arganvoley

Arganvoley2
Claudia y yo, fingiendo jugar.
Menos mal que mis dos años de gimnasia rítmica aún dan sus frutos.


Hoy me he recetado a mí misma cuarto y mitad de Arganvoley* para quitarme los malos rollos de ayer. Y chicos, ¡funciona! Al principio parecía que la cosa no iba a ir más allá porque apenas éramos tres pero nos hemos ido calentando y con las risas hemos hecho un entrenamiento estupendo: saque, pase, recibir (¿recibimiento? ¿A vosotros también os suena a Sissí?) y carreras por la arena.

Pues eso, que la mitad de los malos rollos se me han ido en el Arganvoley y la otra mitad entre los paseos en bici y la tarde frotando estropajos en mi Patchcueva (cada vez falta menos para el establecimiento definitivo).


*Arganvoley: Dícese del voley jugado en mi barrio, con reglas especiales como el saque donde te salga del jandepore, los quinientos toques y la ausencia total de vergüenza a la hora de inventarse nuevas reglas.

Pie de blog: Gracias a los que me habéis aguantado las neuras hoy. Y gracias al tito Hyru por las fotos.

Share this:

,

COMENTARIOS

6 han mejorado su vida sexual:

  1. Recibimiento es correcto, y el que recibe es el recibidor, que en inglés es "Hall"

    ResponderEliminar
  2. tenias que haber hecho un montaje, cambiar tu chandal por bikini y los árboles por las bahamas jisjis

    ResponderEliminar
  3. Ostras, esa foto molaría todavía más.

    ResponderEliminar
  4. Chandler, tu optimismo antropológico me abruma. Es porque aún no me has visto en bikini :)

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente; tú me has visto en minifalda pero yo no te he visto en bikini. ¿Cuándo lo arreglamos? :D

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja. Cuando quieras, pero luego no me vengas con quejas si tienes que arrancarte los ojos...

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.