Deje su choja aunque no haya mendigo

La sociedad se automatiza más cada día, la gente hace menos cosas en su trabajo, a todo el mundo le gusta escaquearse... pero de un tiempo a esta parte vengo observando la nueva versión de escaqueo: el escaqueo de los mendigos.

Me explico: en todas las ciudades hay mendigos (en Siena había dos que se turnaban en días alternos para no copar la demanda de pobres) y Madrid no es la excepción. Corren bulos de mendigos que fostian a otros mendigos que les quitan el puesto en la calle, de otros que se han hecho asquerosamente ricos sólo mendigando, corren bulos del hombre que coloca al mendigo de los muñones (que obviamente no se puede desplazar a su lugar de trabajo solo).

cajas
Me voy a hacer un emporio.


El modus operandi de un mendigo es claro: elige la base de operaciones y pide choja. Aquí puede ser de varias maneras: a gritos, con un cartel, con un perro, haciendo de estatua o dando supermiedo (los que conozcáis a Rayito sabréis de qué os hablo). Pues estas Navidades he descubierto la nueva modalidad, que podría denominar "mendigador automático".

El primer ejemplo lo vi en Gran Vía (iba con Viru y con Arma); era un pobre que había montado un chiringuito de cajas para resguardarse del frío y en un lateral tenía un agujero redondo que obviamente estaba conectado con una tubería. En el cartón había escrito algo parecido a "ahora no estoy en la caja, pero deja tu choja y mi perrito ladrará en tu honor". Toda bocas me quedé.

Pues esta mañana cuando me bajaba del metro para ir al tajo he visto la digievolución en músicos de metro: un hombrecillo que había dejado su órgano en modo música de muestra, con la gorra y se había pirado. El órgano tocaba solo (creo que Unchained Melody, pero no me hagáis mucho caso) y la gente que pasaba le dejaba el dinero.

He tenido una visión maligna de mí misma dejando varios puestos similares por la geografía madrileña y recogiendo la choja cosechada al acabar la dura jornada laboral...



Hoy he llegado a los 1.000 posts en este chiringuito. Y además por fin he conseguido cambiarlo a la nueva versión de Blogger (antes me decían que este blog era demasiado grande para mudarlo...).

Share this:

,

COMENTARIOS

9 han mejorado su vida sexual:

  1. Srta. Tablado: deje de decir y escribir «choja», que solo consigue recordarnos su pasado (y presente) yenil.

    Diga dinero, pasta, pelas, parné, guita, cuartos, euros... ¡pero no choja!

    ResponderEliminar
  2. Todo gafapasta tiene una Yeni o Johny interior.

    ResponderEliminar
  3. Que sepa usted, señor Cabrejas, que el sustantivo "choja" ha sido aceptado por la Academia Viruetil, como puede ver en este enlace:

    http://www.viruete.com/articulos/2007/martesytrece.html

    ResponderEliminar
  4. Es que las ciencias avanzan
    que es una barbaridad.

    Cibermendigo 2.000 ya en la calle.

    ResponderEliminar
  5. Lo primero es lo primero y por eso felicidades por tus 1.000 post. Esperamos verte escribiendo el 2.000. Bueno, a mi no me extraña ya nada de lo que oigo. El otro día nuestro hijo de 14 años nos dijo que el queria ser mendigo, que se sacaban una pasta, y que a él su paga semanal no le da pa na. Y bueno, viendo lo que cuentas, mejor que ni lo vea, porque si no no le despegamos la idea ni con agua caliente. Con lo que nos cuesta explicarle lo bueno que es estudiar para labrarse un futuro y él que quiere ser mendigo. Imaginate.

    Bueno, gracias por tu visita a nuestra casa y desde allí te mandamos nuestros besos y nuestro voto.

    ResponderEliminar
  6. Jo, ¿la Academia Viruetil también? ¡Malditos vendidos al patchcapital!

    ResponderEliminar
  7. ¿Esa palabra es yenil? Pues ya me la has pegado...

    ResponderEliminar
  8. será por eso del cambio de versión que ya no te podemos seguir por bloglines??? :(

    ResponderEliminar
  9. No tengo ni idea :(

    Lo siento, pero mis conocimientos informáticos no dan para más. En Google Reader se me lee segurísimo :)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.