No me llames Hitler, llámame Lola



Llevo una semana dándole vueltas a una gran verdad que me dijo Trotty. Me explico: no es de su propia cosecha, es más bien una teoría que circula de manera más o menos apócrifa, pero que tiene una verdad abrumadora.

Dice el sabio de Cuatro Caminos que toda discusión acaba automáticamente cuando alguien saca a relucir algún tema relacionado con Hitler: o llama nazi al otro, o le llama fascista, o le llama Hitler directamente. Y precisamente es esa persona la que ha perdido la disputa.

Haced la prueba.

Actualización: en los comentarios me pone Álex este link a un artículo que viene a explicar esta ley en la Wikipedia.

Share this:

COMENTARIOS

4 han mejorado su vida sexual:

  1. http://en.wikipedia.org/wiki/Godwin%27s_Law

    (má o meno)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué grande es Trotty! Aquí en España se lleva lo de facha cosa mala. Yo, por provocar al personal, suelo sonreír cuando me lo llaman, como diciendo «Jo, me has pillado, bacalado».

    Los políticos también se llaman «antidemócrata» entre ellos. Estoy seguro de que a Pepe Blanco se le pone dura cada vez que se lo dice a Aznar. Si no, no me lo explico como lo dice tantas veces al cabo del día.

    ResponderEliminar
  3. ¡eso que dices es mentira, fascista de mierda! ;)

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.