Los otros trepamuros

La mente humana es curiosa. Hay a quien le dan miedo los perros (a mi ahijada, sin ir más lejos, que me dice que la proteja de ellos, pobrecica, no se ha dado cuenta de que ya es más alta que yo), hay a quien le dan miedo los payasos (un hombre con la cara pintada esconde sucios secretos, seguro), hay a quien le dan miedo los pájaros (como a Randy)... y a mi abuela le dan miedo los Papás Noeles que cuelgan de las ventanas de todo Perry este año. Porque, mis queridos patchifans, el año pasado no había esta plaga de gordos de rojo pendiendo de todo alfeizar.

trepando
Yo jamás he sabido trepar por una cuerda.
Como mucho hacer el movimiento del chorizo o de la piñata
(niños golpeadores con palos no incluidos).


Fijaos bien: los hay más gordos, más delgados, que suben por una cuerda, que están encaramados a una escalera, que llevan el saco lleno, que llevan el saco vacío... me imagino que la variedad de Santaclós está también en función del precio. Pues mi abuela está horrorizada con los muñecos en cuestión. Y es que dice que dan mal fario, porque en cuanto les llueve dos veces (aquí en Madrid -concretamente- no es que esté lloviendo mucho, pero bueno) se quedan "reveníos" (yo creo que es un extremeñismo, pero no me hagáis caso) y parece que son ahorcados. Ya me imagino a los niños malos haciendo que Papá Noel "pase por la plancha" (como si fueran los Niños Perdidos de Peter Pan) no sin antes hacerle una corbata de cuerda (blanca, qué curioso).

Pero no acaba ahí la cosa. Mi abuela sostiene que los ladrones aprovecharán la cuerda para trepar y meterse en las casas de la gente de bien. Hombre, yo no es que haya tenido un Papá Noel de estos en las manos, pero la verdad es que las cuerdecicas en cuestión me parecen un poco endebles. Aunque yo no soy una experta trepamuros (ni quiero serlo, entendedme).

Como curiosidad, os contaré que el que más me ha llamado la atención es el Santaclós que tienen colgado del tejado de la maternidad del Gregorio Marañón, cuya cuerda baja unos tres pisos. Seguro que los bebés se superasustan como mi abu de que haya un gordaco que se balancea con el viento a pocos metros de su cuna. Alguien debería prohibirlo.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

8 han mejorado su vida sexual:

  1. Qué alegre tu abuela, ¿no? Si por lo menos fueran esos que se rien que si que son un coñazo y tienen aires de Chuky...

    ResponderEliminar
  2. En madrid tendreis plaga de mini papa noeles con cuerda pero aqui en Bilbao he visto ya tres o cuatro a tamaño 1,50m aprox colgados de balcones.

    ResponderEliminar
  3. aquí el año pasado ya estaban, el que sí que da miedo es uno que tienen en el escparate de una tienda que cuando passas se pone a bailar y mide 1,70m...

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me parecen muy simpáticos, ahí colgando a lo GI Joe, luchando contra viento y marea para llevar regalitos, amor y paz :)

    Mi abuela, no extremeña, también dice "revenios"

    ResponderEliminar
  5. JAjaja-... En Canarias también tenemos plaga navideña de "Papanoeles suicidas" desde el año pasado... Mis hermanos juegan a contarlos cuando van en coche... juas!

    ResponderEliminar
  6. A mi lo que me gusta es la version de mi vecino. Para reivindicar a los tres reyes magos tiene a los tres colgados de una cuerda trepando... con los camellos detras. No se de donde los habra sacado...

    ResponderEliminar
  7. Por aquí tb se dice lo de revenío, en concreto yo lo digo, y no soy una abuela, lo juro. Ni extremeña.

    ResponderEliminar
  8. ¿Qué tiene de rara la palabra "revenío"?

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.