Elegí un mal día para cogerme vacaciones


Hoy ha sido uno de los días más extraños que recuerdo en el trabajo. Anoche trasnoché (el amigo invisible, qué cosas tiene) y hoy tenía curro a las 11 de la mañana (para acabar bien el año). Mi despertador iba a sonar a las 10.30 y me iba a plantar en el tajo con la legaña puesta para ver qué pasaba con Sadam (anoche también salimos tarde con la movida de quién lo tenía, porque todos parecían estar con él). Pero resulta que hay unos listillos que han decidido despertarnos a las 9 de la mañana con ganas de pelea, con ganas de llamar la atención y haciendo daño una vez más a gente que, simplemente, pasaba por ahí*.

Normalmente tiendo a ver el vaso medio lleno. En el fondo, quería que saliera bien la aventura de la tregua, que de verdad estuvieran los terroristas por la labor de que las cosas salieran a la manera pacífica. Cada vez que se descubrían robos de armas, o zulos como la semana pasada o terrorismo callejero, me decía a mí misma "serán tres o cuatro chalados". Pues nada. No hay manera. Y es que en el fondo, tenemos la negociación perdida desde el momento en el que hay una de las partes que puede romperla matándote y está dispuesto a hacerlo.

Vaya manera más asquerosa de terminar 2006. Espero que aparezcan sanos y salvos los desaparecidos, pero ya no sé qué pensar.



*Son las 8 de la tarde y hay dos desaparecidos que estaban durmiendo en el parking.

Share this:

,

COMENTARIOS

3 han mejorado su vida sexual:

  1. Al menos desde el gobierno han sabido responder de forma clara y directa con la suspensión del diálogo con los terroristas, unica respuesta lógica que se me ocurre la verdad en vista de lo que entienden los señores de ETA por diálogo.

    Lo más triste del asunto es que, en cualquier foro de las ediciones digitales de los periódicos se puede ver como todo el mundo está aprovechando la situación para o bien culpar al partido en el poder o bien para decir que la oposición se alegra de lo ocurrido (que francamente espero que no sea así) en vez de echarle la culpa a los verdaderos responsables que son los que han puesto la bomba.

    ResponderEliminar
  2. Una verguenza. Y los dos desaparecidos son ecuatorianos. Vienes a un país a miles de kilometros del tuyo a buscarte la vida para que te pase esto.
    Romper el dialogo me parece un error, incluso ahora. Si no se empiezan a dar pasos claros en el dialogo esto es lo que vamos a tener durante mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Dos no hablan, si uno no quiere. O como mínimo, uno habla y el otro escucha.
    Y como siempre, lo pagamos, los que pasamos por allí.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.