La bella (y parlanchina) durmiente

Hay gente que camina dormida. Hay gente que hace tareas complejas (una tía mía lavaba los platos) dormida. Hay gente que habla en sueños. Y luego estoy yo, que mantengo conversaciones largas y complejas mientras duermo.

bella durmiente
Aquí, esperando al príncipe


El proceso es el siguiente: me voy a dormir, me suena el teléfono y si lo oigo hay algo en mi interior que me impulsa a contestarlo. Ahí estoy perdida. Porque si me pilla en el duermevela (la fase alfa, que llaman los entendidos, que viene siendo la misma que aprovechan para hipnotizarte) hablo y hablo y hablo. Y sólo digo cosas que son verdad (estáis ante una redomada mentirosa de borracheras, jamás sabríais cuándo os estoy mintiendo aunque vaya archipedo). ¿El problema? Que a la mañana siguiente la sensación que tengo es como de que he soñado que hablaba con alguien pero no me acuerdo ni de qué ni con quién.

Y ya me ha pasado varias veces, la última la semana pasada en una conversación de 12 minutos si mi móvil no me engaña. Con Hyru. Y por la mañana había desaparecido de mi mente. Vamos, que le podía haber prometido cualquier cosa o haberle contado mi vida en verso porque no me acuerdo de nada. Además con el agravante de que todo lo que le dije es verdad (habría podido contarle lo que voté en las últimas elecciones y él me podría haber grabado lo que desencadenaría mi despido laboral).

Lo malo es que no es la primera vez que me pasa, tengo amigas que me cuentan conversaciones enteras en las que yo estaba sentada y con los ojos abiertos respondiéndoles a todo lo que me decían. Y a la mañana siguiente no quedaba nada en mi mente. Me doy miedo a mí misma.

Nota: Si me mandáis un mensaje por la noche, el mecanismo es parecido sólo que en vez de responderos verdades os respondería que os quiero mucho y que jamás he encontrado personas como vosotros. Curiosidades de la fase alfa.

Share this:

,

COMENTARIOS

5 han mejorado su vida sexual:

  1. Yo tenía un amigo que le pasaba lo mismo. pero es que su novia se hartó de él porque le llamaba los sabados para quedar y él la respondia dormido que sí y nunca iba, y ella no se lo creía...
    Ya ves... No eres la única

    ResponderEliminar
  2. No eres la única, a mí también me pasa, y eso es ser hipnopómpica, según leí en un diccionario médico. Es medio espantoso, sobre todo para los que observan los "episodios"...

    ResponderEliminar
  3. Como a mí una de las cosas que más me cabrean es que me despierte el teléfono, no me pasa eso de hablar sin darme cuenta. Si contesto, me pongo bastante impertinente.

    "Estoy DURMIENDO"
    - "Si aún no son las once..."
    "Algunos nos cansamos trabajando"

    "QUÉ"
    - "Hu... huy... ¿Te pasa algo?"
    "Estaba DURMIENDO"
    - "Anda, jeje... si son las siete... vaya pedazo de siesta."
    ESO PARECE. QUÉ.
    - "No, nada, si quieres mejor te llamo luego."
    Y PARA ESO ME DESPIERTAS. Mejor no me llames, ya te llamo YO.

    Y tantos otros grandes éxitos como "¡Te llama Tito! ¿Oye? ¡Es Tito!"
    "QUE ESTOY DURMIENDO!!!!!!!!!!"
    "Dice que sólo es un momento"
    "A LA MIERDA EL MOMENTO!"

    ResponderEliminar
  4. Hmm tengo tu móvil, se impone una llamada nocturna :P

    ResponderEliminar
  5. He quedado varias veces con alguien y no voy, por que me llaman en medio de la siesta y no me acuerdo luego.
    En fin.

    ResponderEliminar

Comentar mejorará tu vida sexual.