Trapitos varios

Yo no me distingo especialmente por tener un gran dominio de la ropa (ni de los bolsos, en fin, que en ese aspecto tal vez me quedo corta en las conversaciones de chicas, aunque sí que puedo hablar de fútbol, toros y Wanchopes varios. A lo que iba), pero en serio que estoy aprendiendo. Os pondré unos ejemplos.


bolero

Rite, rite, ya verás qué frío vas a pasar cuando caiga el sol



En primer lugar. Un bolero. ¿Qué carajo es un bolero? Fácil. Un bolero es una rebeca-torera wannabe. Porque no tapa los riñones, no se puede abrochar y encima no abriga. Vamos, que no le veo la gracia, pero bueno...

honor

Esta se agarra la falda pa ver si le sube el escote p'arriba



En segundo lugar. Un palabra de honor. Vamos a ver. Pase que dijeran que se llama así porque su inventor aseguró a su parienta "palabra de honor que no se te cae". Y un huevo. Todo el mundo sabe que los palabras de honor son malignos y su único cometido es confundirnos mientras están aún en la percha haciéndonos dudar de si son faldas o camisas.

echarpe

Lo mejor es que si no sabes cómo ponerlo, ponerte muchos. Por todo el cuerpo.

Y que alguien haga el ridículo contigo.



Y para terminar, un echarpe. Sí, esa prenda que parecía tan buena idea en la tienda, rodeada de palabras glamurosas como seda y otras parecidas, pero cuando llegas a casa (quando arrivo a casa) resulta que no sabes cómo ponértelo. Y ya no hablemos de cuando te lo pones para un acto social, que al final acaba hecho un gurruño en tu mano o en tu coche o lo dejas por ahí perdido a ver si se lo encuentra alguien que sepa qué hacer con él.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.