Todo el mundo tiene un punto flaco

flaco

Anoche estábamos en un bar y de repente me llega un hombrecillo (era demasiado joven para ser viejuno: dejémoslo en tamaño padre pasadete) y me toca la mejilla (a lo que yo ya me preparé para hacerle una llave judoka de la muerte). Me dice, ¿puedo contaros una cosa? Y yo, pues como me dio ternura, pues le dejé. Como no me dejó meter baza, denominaré a su discurso monólogo, que iba como sigue:

Pues es que estaba yo pensando en hacerme una operación de reducción de estómago (el hombrecillo no estaba especialmente gordo ni nada de eso), y para adelgazar tengo que hacer ejercicio, así que me he apuntado a yoga-churri (bueno, era algo parecido). Allí me han dicho que es importantísimo quitarse las costillas flotantes, pero claro, todo el mundo sabe lo que hace la gente que se quita las costillas flotantes (¿por qué me vino a la mente la imagen de Marilyn Manson en concierto?) y tú qué harías?

Yo sigo flipando que en todo el bar sólo hubiera un freak y me eligiera a mí para contarme sus paranoias.

Share this:

, , ,

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.