Pesadilla en Patch street

Yo no he visto ninguna película de Freddy. No sé explicarlo, de pequeña las pelis de miedo me daban mucho miedo y ahora de mayor las pelis de miedo las ha visto todo Perry, así que me faltan cientos de pelis por ver. Anteanoche estaba yo durmiendo en mi potro de tortura, digo en mi cama, cuando empiezo a soñar con Freddy Kruegger.

Entendedme, puede que sea tan pardilla como para no haber visto nunca ni una sola peli de Freddy, pero de ahí a no saber que es un monstruo que se mete en tus pesadillas y te mata... Vamos que no me he caído de un guindo ni de una coliflor, y por eso cuando vi aparecer en mis sueños a este personaje, hice lo que imagino que hará todo el mundo en sus pelis: correr, correr, coger un arma y seguir corriendo... Vamos, que corrí mogollón y me escondí en donde pude (aunque en mi sueño estaba una amiga mía un poco cortita que se escondió conmigo y creo que estaba a punto de pillarme cuando me desperté).

Pues bien. Consulté a mi experto de cabecera en pelis de miedo, o sea, al Torpin, que me dijo desde su insensibilidad con el drama humano que estaba padeciendo que no hay manera de vencer a Freddy, que no puedo correr lo suficiente y que es indestructible. Además me dijo que ni siquiera despertándome me podría librar de él. Y que sobre todo, sobre todo, que recordara que no debía soñar con él bajo ningún concepto (vamos, como si yo soñara con él tan a menudo). Pues eso. ¿Qué me recomendáis que haga? Es que en este caso, me encuentro como Calvin en esta viñeta (sí, yo también tengo un pijama de ositos adormilados).

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.