¿De dónde vienen los helados?

Anoche me comí un Mikolápiz. Pues sí, queridos patchifans. Recuperé ese helado que hacía tanto que no probaba y me entregué a la gula en brazos de ese cilindro (que tiene las dimensiones exactas de un rollo de papel higiénico) para devorar ese helado impulsado por un palito y una base. La verdad es que el Mikolápiz no tiene nada, es un helado de vainilla normalito y corriente, pero su mina de chocolate, y el juego ese de irle sacando punta según lo chupas (a ver, ¿podéis parar de tener visiones sucias?) tiene su aquel.

mikolápiz

Me acuerdo que cuando sacaron el Mikolápiz, sacaron a la vez otros cientos de helados de formato similar, como el Mikopete que era un payaso y el helado era de nata y escondía una bolita de chicle, lo cual siempre me pareció un peligro porque en un ataque de hambre te lo podías tragar, y todo el mundo sabe que si te tragas un chicle se te quedan las tripas pegadas...

Por no hablar de la fantasía que ahora se ha apoderado de los diseñadores de helado, que los hacen hasta que brillan en la oscuridad. Y yo me pregunto, ¿quién diseña los helados? ¿Tendrán una pasarela en otoño para ver las tendencias del verano que viene? Y lo que es más importante, ¿quién los probará? ¿Habrá una profesión que sea probador de helados, igual que existe esa de separador de yogures?

Share this:

, , ,

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.