Dylan Dog, misterios londinenses contados en italiano

Pues a lo tonto se me ha pasado celebrar el segundo aniversario de este tinglao. Ya son dos años que llevo haciendo el mongolo por aquí (lo anterior, os recuerdo, son mails con los que torturaba a mis amigos el año que estuve de Erasmus y más allá), y como prefiero guardarme el balance para más adelante, pues paso a haceros una recomendación.

Mi recomendación de hoy se llama Dylan Dog, y lo descubrí hace un par de años en Italia, por lo que cada vez que voy para allá (como este verano) o alguien va para allá (gracias, Fawkes y Nadj) me hago con un tomo, que no son caros y te dan una lectura apañá para un trayecto de ida y vuelta en metro al menos (lo cual es medio trayecto más de lo que me suelen durar algunos cómics).

dylan dog

El pollo en cuestión es un detective que se supone que tiene la cara de guapito de Rupert Everett, el gay de La boda de mi mejor amigo, o Ernesto en La importancia de llamarse Ernesto y que se dedica a investigar lo paranormal. Desde vampiros a hombres lobo, monstruos, vudú, juegos malditos tipo Jumanji pero de verdad, fantasmas... todo cabe en un cómic de Dylan Dog. Además, mientras investiga el misterio siempre se cruza con una moza que le alegra su paranormal viaje (vamos, que se trinca al menos a una en cada tomo), por lo que tiene todos los ingredientes para gustar a niños y mayores (los que vayan buscando una historia de amor, que se abstengan porque las historias suelen ser en plan "te meto una teta en la boca y como eres una ONG pues trincamos en donde estemos", vamos super rápidas).

Su ayudante tiene la cara y el humor de Groucho Marx y pone el contrapunto divertidísimo a un cómic que podría dar mucho miedo. Curiosamente, la historia no transcurre en Italia, como sería lógico dado que el cómic es italiano; sino en Inglaterra. Dylan Dog vive en Londres y ocurre una cosa: que no ves la sociedad inglesa: ves la sociedad inglesa a través de los ojos de un italiano y a mí me gusta ese toque más inocente, esa aproximación tan sencilla... no sé cómo explicarlo.


A Mike Mignola le va el rollo collejil


Una cosa curiosa que tiene este cómic es que, más que identificarse con un autor (lo creó Tiziano Sclavi), el público va viendo cómo se suceden los dibujantes y guionistas que toman los personajes y los meten en una aventura. En los que he leído no he observado una continuidad, cada una de las historias puede leerse por separado, pero imagino que habrá una primera historia en la que te van presentando a los secundarios recurrentes como Groucho o el inspector Bloch de Scotland Yard.

A mí me mola. Los están editando en español creo que a cinco euros y pico en un tomo apañao, y con eso ya tenéis un regalo misterioso para alguien en Reyes.

Que no os gasten muchas inocentadas.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.