Siete motivos por los que ver Chicken Little

pollito

Ayer vi Chicken Little. Saqué varias conclusiones.
1. Que mi hermano es Chicken Little, o por lo menos lo era de pequeño (para que os hagáis una idea, mi hermano de peque se parecía al niño de Jerry McGuire...).
2. La banda sonora es guay. Me pareció que sólo había una canción hecha ad hoc, y el resto eran clásicos de ayer y hoy (impagable el It's the end of the world as we know it mientras hay una invasión alienígena).
3. La historia es corta, así que no te da tiempo a cansarte: un pollito (Chicken Little) arma un revuelo gigante porque dice que se le ha caído un trozo de cielo en la cabeza y todo el pueblo le dice que ha sido una bellota, por lo que el resto de la peli se lo pasa intentando recuperar una vida normal en la que no le ridiculicen (llegan a hacer una peli sobre él). Eso hasta el momento en el que otra vez cae otro trozo del cielo. Y hasta aquí puedo leer.
4. Me encanta el dibujo del pollito y cómo se mueve.
5. La galería de secundarios es molona, a destacar el alcalde que es un pavo que va vestido como los pioneros americanos y a Pepín el Puercoespín, aunque sólo sea porque se llama igual que el novio de mi amiga Noelia. Y Especialmente el estudiante de intercambio, que es un pez y es la mar de salao (valga la rebuznancia).
6. Cientos de referencias a otras pelis, desde Indiana Jones (no podía parar de reirme) hasta King Kong o Señales.
7. Ya estáis tardando en ir a verla.

Share this:

,

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.