Mi primer homicida
(siempre hay una primera vez para todo)

Estaba yo el sábado en un cajero a las 11 de la mañana esperando para dilapidar la fortuna que recibo mes a mes por agitar a las masas, cuando me empiezo a fijar en la conversación de los que estaban delante de mí. Para que os hagáis una idea, eran unos seis u ocho mega-pijos hablando en pijaní y uno le comentaba a otro que iba a ir a la cárcel entre dos y seis años porque (y cito textualmente) "una noche de pedo había matado a un taxista". Yo flipé pepinillos, porque el pollo este estaba todo orgulloso porque no se había saltado el semáforo, pero le había dado por detrás. Poco después me di cuenta de que iban más pedo que el Alfredo y que empezaban a ser violentos los unos con los otros.

farruquito
A mí me da un aire a lo Rafa Nadal...


Lo que hice fue abandonar la cola sin aspavientos, y alejarme sin perder de vista a los pijillos esos, no fuera a ser que la emprendieran conmigo o algo. Me empecé a sentir importante de haber salido ilesa de mi primer encuentro con un presunto homicida (hasta que no salga el juicio, nada). No sé por qué, me puse a pensar en Farruquito.

Share this:

, ,

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.