Letizio viene. Pereza monárquica infinita

Llego a casa y me encuentro que está la Leti de parto. Que conste que me parece una ordinariez que un país entero esté pendiente de un útero, en pleno siglo XIX. En la tele, una panda de frikis, que, como el día de la boda, esperan bajo la lluvia inclemente en Madrid, a que salga algo por ahí (que no se le enganche la corona al salir, para qué queremos más).

letizio

Ya verás, mañana cuando nos levantemos tendremos todos un heredelo pero también una epidemia de gripe. He descubierto su maniobra: provocan una epidemia de gripe entre los que esperan en la puerta de la clínica Ruber y echan la culpa a los pollos. ¡Qué listos que son! Ya es he pillado. Qué listos que son. En fin, voy a seguir viendo especiales-uterinos, a ver si se ve algo por las ventanas de la Ruber. Qué emoción.

Por cierto, yo apuesto a que será niño (es la 1.30 de la mañana y aún no ha nacido) y que le llamarán Kevin. Kevin de Borbón y Ortiz de todos los Santos.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.