Cosas que hacer cuando todo el mundo está sobando

Anoche cuando llegué a casa no había ni Lucas por el messenger. Me empecé a superaburrir, así que decidí hacer algo. Por ejemplo, hacer nuevos amigos. Como ya estoy escarmentada del Jippii, pasé directamente al chat de Terra, con el que esperaba poder hablar con alguien o hacer el panordo un rato, que nunca viene mal.

chat-terra
Para una vez que podía escribir sin haches...


Lo primero que observé es que en pasando las doce de la noche, la gente normal se ha ido a la cama (a las pruebas me remito). A continuación, vi que todos tenían nicks tipo Kxondo69, Superpolla_cam o MulatoMataró. Si entras con nombre de chica (ese era mi caso) al poco se te empiezan a abrir ventanas con privados. Todos venga a preguntarte cómo eres, qué es lo que más te gusta de ti, qué llevas puesto y la mejor, una tía que me preguntó qué talla de sujetador usaba yo, y que cuando le contesté, me dijo que fijo que era un tío porque no le había dicho la copa. En fin...

Al final, puse un mensaje tipo ¿Alguien quiere sólo charlar? Y me salió un pavo. Empezó de buen rollo, pero acabó diciéndome que si tenía cam y tal y le dije que no, ni mesenger. Me pidió que le diera mi número de móvil para llamarme (os aseguro que no le había prometido nada, ni sexo, ni tocamientos, ni nada), y que no aceptaba un no por respuesta. Le di mi número italiano de móvil y le dije que era italiana, que vivía en Sicilia y que mi padre era mafioso. Me dijo que me iba a llamar. No sé si llamó al final, porque la tarjeta de mi número italiano murió hace infinito, pero me hizo reflexionar sobre la desesperación pajillera que puebla la noche internauta. Pa habernos matao.

Share this:

, , ,

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.