Hay sequía. Y fijo que viene alguien a decirte que es por tu culpa.

Estamos viviendo un momento aciago. Las reservas de agua se van por momentos. Alguna ministra incluso se ha aventurado a decir que vendrán plagas a asolar nuestro país. Y mientras vienen ¿qué tenemos? La sequía.

Me está dando ansiedad sólo de pensar que no vamos a tener agua. Otra vez el rollo de los anuncios esos de ducharse en lugar de bañarse, y el truquito de meter botellas de agua mineral rellenas de cosas exóticas en la cisterna para ahorrar agua. Si creo que hasta Leticia Sabater daba consejos de ahorro de agua (¡¡convertíos!!, eso sí que era una plaga).

Y esto viene a cuento de que me estoy preguntando si tal vez para ahorrar agua nos van a obligar a beber cerveza, o red bull, que tiene de todo menos agua (y eso que yo soy consumidora de taurina, eh?) Claro, porque yo pido un vaso de agua en cualquier lado y ya me empiezan a mirar mal, como si formara parte de una conspiración extranjera para acabar con las reservas hídricas de la Comunidad de Madrid. Esta semana me estoy yendo a dormir con una botella de agua porque muero de sed por momentos y es lo único que me la quita, pero en serio, me están presionando para que me pase a la leche o a otros líquidos con menor porcentaje de agua.

Y mientras nuestra menestra de Medio Ambiente (que se parece a Carmen de Mairena) diciendo que no va a haber sequía porque estamos rodeados de agua de mar. ¡Que se lo digan a los náufragos!

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.