Dark Knight 2: ese cómic a evitar

En comics, como en la viña del señor, hay de todo. Y si bien normalmente os recomiendo algo bueno, hoy os traigo lo que viene siendo una "contrarrecomendación" o un "pa habernos matao". Me estoy refiriendo a un cómic de uno de los héroes del momento, el Señor Frank Miller. Sí, el de Sin City, que está hasta en la sopa. Y más concretamente a la segunda parte de su Dark Knight.

dk2

Me leí el primer Dark Knight (a partir de ahora DK, y no es Donkey Kong que nos conocermos) que, al igual que la sengunda parte, me la suministró el tito Torpin (creo que con diez puntos-torpins de préstamo de comics más ya gano el premio, me parece que es un Cthulhu vestido de Elvis). El primer DK me superencantó. La premisa es sencilla: en un mundo futurista, los superhéroes de DC tienen cienes de años y Batman concretamente (que es el que tiene los mejores superpoderes de todos: ser mega rico) decide volver a combatir. No a todos les parece una buena idea y Superman concretamente se opone. Además recluta a un nuevo Robin, que en este caso es una tía (¿tal vez para acallar los rumores que relacionaban el Batmóvil con escenas de sodomía?). Pues bien, el DK 1 está guay, el guión te engancha y los dibujos de Miller acompañan a la historia estupendamente. Se da la circunstancia de que ambos comics son en color (al contrario que Sin City, donde es en blanco y negro).

DK2 es una inmensa pérdida de tiempo. Me ha parecido que Miller tiene que sacar a todos los héroes de DC posibles y por ello se pone nervioso y empieza a sacar más y más peña. El argumento está un poco deslavazado, así que te pierdes en seguida. Además, tengo en todo el cómic la sensación de que se están dejando trozos que contarme.Tuve que dar la razón a Torpin al final (man que me pese) de que era un cómic atroz y que habría sido igual o más feliz sin tenerlo en mi vida.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual: