Olimpiadas: estamos tostaos

Cuando he visto que los juegos olímpicos no iban a ser en Madrid sino en Londres, lo primero que he hecho es congraciarme con la habitante londinense con la que tengo más confianza. Y esa es Tania, mi compañera de cuarto en Italia (ver primeros posts, no os los voy a enlazar todos) y mandarle un supermensaje. Ella como es patriótica de los ingleses (aunque sea búlgara, es una larga historia), me ha dicho que estaba muy contenta a la par que regocijada. Ahora estamos planeando conquistar el mundo a pachas entre las dos (es la conspiración definitiva, una morena y una rubia, aliadas con yogures) aprovechándonos de la nueva coyuntura internacional.

A mí me llama la atención que en las pelis la buena suele ser la rubia y no entiendo por qué, ni que el agua oxigenada del tinte tuviera efectos de hacer a la gente angelical. Pues en nuestro equipo maligno seremos las dos malas,os vais a enterar porque ella tiene unas infusiones afrodisiacas que provocarían en la población humana unas ansias irrefrenables de trincar por las esquinas, por lo que estarían demasiado ocupados para defender el planeta.



A mí el reverendo Moon se me parece al Fari,
¿cómo contárselo sin que me suicide colectivamente?

Hoy en el bus he conocido a un hombrecillo que venía leyendo un libro de la secta Moon (los de las bodas y suicidios colectivos, y atentados varios con gas sarín en el matro) y me ha dicho que él me ayudará en mis planes. ¿Estáis preparados para el nuevo orden mundial consistente en la hegemonía yogúrica?

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.