Ganas de matar aumentando
¿Para cuándo un día del orgullo bajito?

pitufogrunon
Admitid que hay días en que vosotros también lo haríais


Si alguno habéis visto la peli "Un día de furia", hoy he tenido uno de esos. En primer lugar, me han amenazado con una pistola de agua en un kebap, en el que había entrado sólo para comprarme algo de bebida sin alcohol porque tenía una sed de muerte. Una vez dentro, un hombrecillo (no-viejuno) se me acerca y me pregunta que si tengo calor. No sé por el mundo qué temperatura habrá, pero en Madrid hace un calufo que ni en casa de Rufo. Le he dicho que sí y me ha apuntado con una pistola. ¡¡¡¡A mí!!! Voto a bríos que esta ofensa no puede quedar sin desagravio. Así que me he puesto colorada y he salido del kebap echando mistos (jamás entendí esta expresión, pero es molonga... o algo).

Luego he intentado volver a casa de un modo digno:
-En taxi: es un error, el día del orgullo gay, Madrid está tomada. No se puede ir a ningún sitio, está todo petado de gente que celebra con regocijo su opción sexual (os lo prometo, algún día tendré que hacer el día del orgullo bajito). Ni que decir tiene que los taxis estaban cogidos por gente más gay que yo, o al menos con más luces. La Gran Vía daba un poco de yuyu, toda llena de lucecitas del número 2. Por un momento he recordado las luces navideñas de Gallardón y casi me da un chungo.

-Caminando: error de nuevo, la plaza de Cibeles (donde se suben los del Madrid cuando ganan algo) parece un imán fascinante al que fluyen todos los transeuntes, se encuentren en el punto de Madrid que se encuentren. Y mi casa está en dirección contraria. Más que la noche del orgullo gay parecía la noche de los muertos vivientes, con tanta gente con la mirada perdida caminando en una sola dirección (la mirada perdida es porque esta noche se podía hacer botellón prácticamente en cualquier parte de Madrid sin arriesgarte a la multa.

-En búho: (los búhos son los autobuses nocturnos) han pasado dos antes de que pudiera siquiera subir, y eso que estaba en la primera parada (que, curiosamente, es Cibeles). Y cuando he subido estaba tan lleno de gente que nos hemos tenido que poner a modo de piezas de tetris, no sé si os hacéis una idea. Y cuando ha empezado a despejarse el interior y hemos podido movernos a nuestras anchas, me han empezado a tocar. Vuelvo la cabeza, y es una Yeni que respondía al nombre de Debo que estaba sobando a su novio, pero como no había espacio suficiente prácticamente me estaba metiendo mano a mí.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.