"Como Pozi hablando de Stendhal"
... y lo que me echen

Como lo más fácil ahora sería hacer un post de clasificación de frikis para reírnos gratuitamente de los estereotipos, o bien contaros cómo veo yo OT, pues me voy a ir por los cerros de Úbeda. Y os voy a hablar de Stendhal, que no me he cansado de propagar mi doctrina herética.

Stendhal era un hombrecillo que escribía con seudónimo y al que le dio un chungo estando en Florencia, lo que le valió pasar a la posteridad por el nombre del yuyu que le dio (sí, os podéis acordar, es el del anuncio del coche, que entró en una iglesia della Santa Croce y se puso muy malo...)


Esta es la iglesia de yuyu, mucho yuyu


Pues este hombrecillo se marcó un libro que ya quisieran los de Falcon Crest. El libro que me he leído se llama "El rojo y el negro" y va de un chico, que responde al nombre de Julian Sorel que desea salir de su aldea y medrar en la vida, para lo que decide hacerse cura. En el camino, lo que se dedica a hacer es tirarse a todas las muchachas (y no tan muchachas) que se le ponen por delante. Y claro, pasa lo que tiene que pasar: que le hace un bombo a una.

La verdad es que a mí me moló, aunque no tiene mérito porque me superencanta la literatura del siglo XIX si superamos el hecho de que, como no tenían tele (en la que ver OT, nunca estaremos suficientemente agradecidos a Gestmusic) tenían que pasarse hojas y hojas describiendo cada escenario, por poner un ejemplo, las alcantarillas de París, si estuviéramos hablando de Víctor Hugo.

Pues nada, que ya que estais oyendo buena música, acercaos a un libro que no sea ni El Código da Vinci ni La insoportable levedad del ser.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.