Los mepetreses contra Patch

La semana pasada me compré un aparatejo de escuchár mepetreses (más o menos como un ipod pero con más memoria) y para celebrarlo, me instalé el Kazaa en el portátil (el ordenador que uso habitualmente). Si rebobinamos la cinta, podemos ver el momento exacto en el que empieza mi declive.

Vamos por puntos:

1)Instalo el Kazaa (nivel de dificultad para mi mente esponjiforme: medio-alto)
2) Aprendo a bajarme canciones y empiezo por las más molonas: Bajo del mar de la sirenita, de cabeza, claro (nivel de dificultad: bajo, por supuesto, tan tonta no soy)

3) Declaran ilegal bajarse contenidos con redes de P2P. Estamos jodíos.
4) El spyware que venía de serie con el Kazaa empieza a hacer de las suyas y me empiezan a salir popups de Explorer, cuando el único navegador que uso es el Mozilla... (nivel de chunguez: muy chungo).
5) No sé qué rompo (o qué desconfigura mi maligno hermano) que no me deja ni buscar canciones ni bajarme las que ya tenía buscadas (nivel autoestima patchística: bajando).
6) No desfallezco, tengo que llenar el mepetrés de mepetreses (nivel de frustración piratil: cada vez mayor).
7) Me instalo el Emule, sin descomprimirlo antes de instalarlo.
8) Me bajo la canción de Volare (uoooo, cantare, uooooooo, nel blu dipinto di blu).
9) Reinicio el portátil.
10) Se va al carajo el Emule porque no lo he instalado bien (nivel de frustración piratil: absoluto).

Al guano todo, me cojo el walkman y me pongo la cinta de Kula Shaker que me grabó Torpin: viva la tecnología analógica.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.