Vuestra némesis. Sí, esa, la de siempre.

examen

Pues sí, hoy va la cosa de exámenes. En estas fechas tan entrañables, veo a mini-Patch estudiando cuan posesa por las esquinas. Ella está con la selectividad este año. Y yo... yo creo que no me voy a presentar a nada (menos samba y más travallar). Pero no hablemos de mí...

En fin, que yo me acuerdo de mí misma el año pasado por estas fechas y, además de hacer el mongolo también me daba panzadas a estudiar. Es curioso cómo en mayo, justo cuando empieza el buen tiempo y tu cuerpo lo que realmente te pide es retozar por los rincones es justo cuando más gente hay en las bibliotecas. Además de la ansiedad de tener que levantarte temprano sin tener nada concreto en mente (sólo estudiar) para luego comerte una cola infinita de peña estudiosa que ha madrugado más que tú y para que finalmente te quedes sin sitio en la biblioteca.

Y luego los exámenes, ¿qué me decís de ellos? Que levante la mano el que una vez acabada la carrera haya usado algo de lo que se examinó en primero (y no, no me valen los médicos). Encima con todo el calor, como que te da más pereza empezar a contarle tu vida al profesor.

En cualquier caso, niños, recordad que en letras hay dos tipos de exámenes:
-Los de empollamiento: en los que hay que hincar el codo (no como lo que hacéis los fines de semana, que os veo)

-Y mis favoritos: los de inventación, como su propio nombre indica.

Pues nada, mucha suerte a todos y todas. Y los que no teneís exámenes, disfrutad del buen tiempo (vaya tontería acabo de escribir, si hoy ha llovido infinito en Madrid). Y si aún no me habéis votado (o queréis votarme un poco más), pues aquí me dejáis un votico, que sólo os quedan tres días, hasta el domingo...

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.