En Laponia hace frío
pero yo me río

Una vez que, como me dijo el otro día Dani, el entretiempo está tocando a su fin, llega otra época estupenda: el verano, con su sol, con su calufo (he aquí una expresión de Fernando que ya he adaptado y que uso con precaución) y sus piscinas (poco tardaré en irme a retozar al sol, que tengo un moreno-flexo...). Con este calor es tiempo de un nuevo terrorismo doméstico: el terrorismo del aire acondicionado. Me diréis (y es cierto) que en invierno los criterios para poner la calefacción tampoco son estándard, PERO en invierno os podéis poner más o menos capas en función del ambiente.

abuelitojoulupukki
Esta foto es de mi abuelito Chulupuki,
que de Noeli no queda ni una sola foto en toda intenné


Hay estudios que dicen que el que más manda en la casa es el que tiene el mando de la tele. Mentira. El que más manda en la casa es el que decide la temperatura del aire acondicionado o la orientación del ventilador. Os aseguro que yo no soy esa.

Claro, llegan, te clavan el aire acondicionado a 15 grados, se te empieza a caer el moquillo. ¿Qué puedes hacer? Comienzas con indirectas, como "por el pasillo venía un pingüino con bufanda" o "vaya rasquilla que corre". Por supuesto eso nunca surte efecto, así que o lo dices a las claras (mala idea, por ejemplo en el trabajo) o pencas con el frío y te plantas el forro polar en pleno agosto. Claro, ahí vienen las risitas, los comentarios malignos "pues yo cogí el sarampión así", "¿estás intentando decirme algo?", o "hazte un chequeo que va a ser una gripe del pollo".

Pero lo peor, lo peor de todo es dentro de los coches, sobre todo en los que no tienes mucha confianza con el conductor, cuyo cuerpo siempre parece estar a cinco grados por encima de lo normal, y se dedica a enchufarte el aire en toda la cara. Y encima no puedes huir del coche, estás preso de tu propia vaguería que te ha impedido trasladarte por tus propios medios.

Aunque también existe el caso contrario, cuando sabes positivamente que estás en un sitio con aire acondicionado y "la mano que mece el mando" se niega a concederte unos minutos de frescor, como lo que me ha pasado esta tarde en la biblioteca que al final no he hecho ni el huevo porque estaba muerta a la par que amodorrada de calor.

En fin, sed buenos e intentad llegar a una solución intermedia con el aire, que no es cuestión de andar con gripe en verano.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.