Tricky se gana la vida vendiendo galletas

El marketing ha podido conmigo. Lo reconozco, si me venden bien una cosa, compro hasta un submarino descapotable. He aquí lo que he visto cuando he llegado a la panadería:

chispas
Pinchad, que se amplía la imagen.
Ya sabéis que se aproxima la rebelión láctea.


Y claro, unas galletas anunciadas por el mayor experto en galletas... ¡¡El mismo Tricky en persona!! No lo podía dejar pasar. La panadera ya me mira con resignación cada vez que cojo un producto sólo por el dibujito del envoltorio. Me enseña la mercancía de Shin Chan cuando le llega, también me guarda algunos tazos. Yo creo que me estoy ganando la fama de friki a pulso.

Pero claro, encima que le llevo a mi madre galletas del Monstruo de las Galletas para que se cure antes, se cabrea conmigo hasta el infinito. Y eso que sólo me han costado un euro. En fin, os dejo y me voy a tomar el vaso de leche de buenas noches en compañía de Tricky. Vamos a hacer lo de todas las noches: tratar de conquistar el mundo...

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.