La elefanta meets Patch

Esto es casi como gritar en el desierto (si un árbol se cae en el desierto y no hay nadie cerca para oírlo, qué ruido hará?) porque de fijo que casi todos tenéis puente o algo, pero os sigo contando las patchiaventuras.

infan
Es duro trucar las fotos con el paint...
Para que os hagáis una idea de lo que me quieren los famosos


Hoy he seguido mi plan maligno de turismo infernal, y me ha tocado la mitad de Madrid. De nuevo ha hecho aparición mi síndrome de famosos que me persiguen, y cuando hemos llegado a la Almudena, nos han venido a recibir nada menos que la elefanta Elena (como dice Francesco) y nuestro amado gurú de la moda Jaime de Marichalar (de aquí en adelante Maricha).

Yo con las infantas mantengo una relación de respeto en la distancia.Vamos a ver, no es que se espere de mí que conozca a las infantas y las invite a mi casa a tomar el té (por mucho que yo haya estudiado donde Leti), nonono. Es más bien que jamás supe cómo se llamaba una y cómo se llamaba otra. Es lo que podríamos denominar como "síndrome andylucas", que no sabes quién es cuál, y claro, tú sabes que hay una fea y otra más guapa pero con una verruga, y las ves en la tele y se te queda cara de atontada, mientras dices, "Mira, la infanta!" Porque todos sabemos quién es Froilán y quién es Urdangarín (Gagarín que dice mi abu), pero ¿cuál es la infanta fea y cuál la verrugosa?

Antes de que la monarquía me chape el chiringuito, paro, mañana más y más divertido (encima trabajo, no os quiero ni contar la superfies, subidoooooon). Y por favor, votadme, sólo os quedan dos semanas de aguantarme. Besines.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.