Libros para niños

Ayer estuve en una librería con Torpin, con Trotty y con Silvertongue. Y encontré una colección de libros que es de las más molonas que he visto jamás. Os cuento. Eran libros pequeñitos, tamaño lo que viene siendo media cuartilla, de cartón duro de estos troquelados con forma de animalitos. Había varios animales: un camello, un burro, un pato, un cerdo y un león. Pero lo más chulo es que la cabeza del animalito era de peluche, con una abertura por detrás para que el niño (o en su caso, la niña, ¿qué pasa? Nunca es tarde para divertirse) meta el dedo y mueva la cabeza. ¿Lo veis? Tenéis la mente sucia la mitad de vosotros, seguro que ya estáis poniendo ESA sonrisilla viciosa.

Pues el objetivo de la cabeza-marioneta es que en cada página te viene una acción que tienes que hacer con la cabeza. Ejemplo "haz que el camello mire al suelo"o "haz que tu burro rebuzne alegremente". Ni que decir tiene que yo rebuzné alegremente en la misma tienda cuando llegué a esa página.



Esa es otra de las ventajas que tienen los libros de niños, que puedes hacer miles de cosas superdivertidas con ellos, como esos libros que puedes metértelos en la bañera, o esos que cada página es un puzle. Y mis favoritos eran esos llenos de solapas que tirabas de una y se movían. Claro que ahora ha digievolucionado la cosa y la fantasía en los libros para niños no tiene límite.Ayer mismo había uno que se llamaba El dedo mágico (hum! parece que va de dedos la cosa) y que señalabas una pregunta con nosequé y el dedo mágico te decía la respuesta. Torpin y yo estuvimos media hora a ver si averiguábamos cómo funcionaba. Ni que decir tiene que no lo averiguamos.

Y si ayer tú no votar, porque lo hagas hoy no te vas a cansar.

(Sí, algún día aprenderé a conjugar los verbos) (Sí, la foto no pega ni con cola, pero es que me canso de subir fotos, se siente)

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.