We're all right!!

Pues sí, he vuelto. El ordenador sigue petadísimo. No lo entiendo, le he echado agua bendita y le he gritado "el poder de Cristo te obliga", como en la peli del Exorcista, pero está visto que no hay manera de expulsar el íncubo que vive en su interior (en el interior de mi ordenador, no de la peli).

A lo que iba. A mí eso de no tener ordenador me da ansiedad, porque claro, si pensamos el rato que no estoy delante de uno (vale, quitamos las horas de trabajo, que no las uso para ver páginas de las que me molan), pues podéis imaginaros que he tenido un puente lleno de ratos de ocio. He podido volver a ver Dawson, que están echando capítulos antiguos de dos en dos por las mañanas (con Dawson me pasa una cosa muy rara, y es que siempre pillo los capítulos salteados, de tal manera que aunque raramente veo dos veces el mismo, me hago un lío macabeo con quién es novio de quién y qué parejas están por venir). También he visto cienes de pelis, aunque me quedo con una: Vacaciones en Roma.


Lo bueno es que es un cuento de hadas, de esos que te dejan con una sonrisa en los labios (y no sólo porque yo sea una posesa de Italia, eh?).

En otro orden de cosas, contaros que se me han ocurrido miles de temas para poneros por aquí, pero como soy un desastre ya os los iré poniendo según se me ocurran, no? Para iros poniendo nerviosos os comentaré que he comprado mi primer décimo de lotería (me estoy haciendo mayor) y que me va a tocar, seguro, porque ya sabéis lo que dicen de "desafortunada en el juego". Y cuando me toque la lotería, me pienso comprar un ordenador de los que no se rompan. Y ya voy a parar de escribir, porque este último párrafo podía ir sin ningún rubor en un anuncio de Evax (Dios mío, ¿qué será de mi reputación? ¡qué ansiedad!).

Mañana más. Y muchas gracias a los que habéis seguido entrando, aunque no os hayáis encontrado cosas nuevas. Por cierto, yo mañana (día 8) trabajo. Porca miseria!!!

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.