Pasiones paganas

En mi devenir por el mundo, hoy me he topado con una página en la que hay miles de portadas de libros de ciencia ficción un poco guarretes. Después de analizar detenidamente las portadas, he llegado a dos conclusiones:
- Casi todos los escriben tíos.
- Son la respuesta a fantasías sexuales de esos mismos tíos o de su público potencial.

Y aquí viene lo bueno, la portada que me ha movido a hacer este post:

Veamos. Empezando por el título, Pagan passions. Está claro. Pasiones paganas, de esas que a los chicos os da tanto morbo, en contra de la iglesia y todo eso, ¡hala, bacanal sin freno, que invita Patch! Pos no. Decid stop. Hay más cosas en el mundo que las bacanales.

Siguiendo por el subtítulo: Obligado a hacer el amor a mujeres bellas. Si es que ya me imagino al autor dándose besos a sí mismo, diciéndose: "Si yo tuviera que protagonizar un libro de ciencia ficción postapocalíptico (no hay más que mirar los edificios de las ventanas, se ha acabado el mundo, por lo menos es el último hombre sobre la tierra), al menos que yo no pase hambre". Si es que ya lo veo frotándose las manos pensando en todo lo que iba a ganar en ventas de jóvenes púberes onanistas. Y siempre está el razonamiento que siguieron los autores del comic Y, en el que decían que si en vez de quedar un solo hombre hubiera sido una sola mujer, los hombres de la tierra se habrían matado unos a otros.

Pues eso, leed chicos, no dejéis que lo que habéis aprendido en la LOGSE os impida agarraros a un buen libro. Y si promete ser para adultos, mejor!!

Esto es ciencia ficción para adultos de las mejores. Pues estamos bien, si lo tienes que poner en el subtítulo, empezamos a sospechar. Por lo menos yo. Aunque la foto ya no deja lugar a dudas: el mundo está medio derruido y lo va a salvar un tío que se parece a Sean Conery en sus años mozos (aunque más feo) que no tiene ni para pagarse la camisa. Eso sí, lleva unos gayumbos punto blanco super chulos a juego con su cinturón cargado de municiones. Mientras, una tía medio en pelotas supuestamente ebria (chicas, no os dejéis engañar, seguro que ha sido él el que la ha intentado emborrachar) le mira con ojos libidinosos a la vez que deja caer sus tirantes insinuantemente.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.