Mírala, mírala, mírala, mírala

He redescubierto uno de mis hobbys de cuando estaba en Italia. Os contaré, por si os da pereza mirar el archivo, que pasé un año de Erasmus (juro que estudiaba e iba a clase, incluso) en una ciudad muy turística, Siena. Pues bien, cuando no estaba en clase, me pasaba el tiempo tirada en una plaza en la que todo el mundo que llegaba, se hacía una foto.

Mi hobby (inconfesable hasta este momento en que salgo del armario) era poner caras mientras los turistas se hacían la foto, en la que por supuesto salía yo como elemento autóctono (erasmus comunis hipánica). Era mucho más divertido si te estabas comiendo la pizza, porque a la par que ponías careto, podías abrir la boca con la pizza a medio masticar, lo cual era asqueroso a la par que macarra.



Como me bajo en la misma Puerta de Alcalá (Alcala's door) para ir al curro, pues de nuevo estoy saliendo involuntariamente en fotos de turistas. He decidido volver a empezar a poner caretos, porque:
a) La gente que saca fotos de la Puerta de Alcalá no son de Madrid, ni van a venir a menudo, entonces no me pueden perseguir agitando su puño airadamente (al menos no durante mucho tiempo).
b) Así recupero el matiz macarra que faltaba a mi vida.

Hala, pues. Quedad en paz hasta mañana. Y vigilad vuestras fotos turísticas, porque no sabéis el día ni la hora en la que saldré yo en una de ellas...

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.