Max, no me persigas, porfa!



Últimamente tengo un problema. Me persiguen los famosos. En menos de una semana, me he encontrado dos veces con Máximo Pradera (casualidad? No, yo creo que no). Max, si lees esto: si quieres quedamos y nos tomamos un café,pero no me persigas, me gusta mi anonimato. Si quisiera que me persiguieran los patchifans, pondría más fotos por aquí.

Max, en serio, acércate, que te firmo un autógrafo y en paz, seguro que luego duermes más tranquilo. Además no hace falta que te pongas las gafas de sol, si me caes bien. Es más, me das ternura, después de lo que te hicieron en Antena 3 con Maldita la hora (por cierto, ¿sabes que aún está por Internet la página del concurso donde había que elegir el nombre de tu programa?). Me acuerdo de las actuaciones memorables de El Pulpo, personaje al que admiro profundamente (que es quien alienta mis fantasías de convertirme en cantante de éxito, un día de estos- por favor, escuchad uno de los discos de El Pulpo y sabréis a lo que me refiero) y de las perrerías que les hacía a los invitados. Pues eso, que me das mucha ternura porque duraste muy poquito.

Nada más por hoy, Max. Que si quieres quedar, mándame un correo al patchmeil que tienes en el lateral, pero POR FAVOR!! Deja de aparecer en todos los sitios en los que estoy yo.

P.S. Hoy me he encontrado con Bibi Andersen (perdón: Fernández) antes de entrar a trabajar. Espero que lo de acosarme no se esté convirtiendo en una fea costumbre.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.