Todo el mundo odia a las despedidas de soltera

Hoy en el karaoke he tenido un encontronazo con una realidad social de la sociedad de hoy en día: con una DESPEDIDA DE SOLTERA.

Las despedidas de soltera (vistas desde fuera, yo no he ido a ninguna) son, básicamente, un grupo de mujeres (de tamaño y edad variable) que, por ser el fin de una etapa (en este caso la soltería), se creen con derecho a todo y encima van llenas de símbolos falocráticos (el velo de novia coronado por un pene es un clásico). Van chillando allá donde estén, para que todo el mundo tenga claro que están ahí y que molan un montón y se ponen algún distintivo (falocrático o no, con predominio de penes en sus adornos, aunque ahora va ganando fuerza la camiseta con foto de la novia o del tío bueno de turno).

Si estás en una despedida de soltera, tienes barra libre para casi todo: para lamer al stripper contratado para la ocasión, para subirte en las sillas de los restaurantes (cosa que no hacías desde los 7 años) o incluso para quitarle el micrófono del karaoke a personas indefensas como yo esta noche.

En fin, chicas, moderáos, que el mundo no se acaba en una noche. Y si os mola hacer el loco, haced un poquito durante cada uno de los fines de semana de vuestra vida y no os déis el atracón en la despedida de soltera.

Patchiabrazos musicales para todos.

Por cierto, que en el karaoke he cantado tres, con Rocío: Venezia, de hombres G, Quisiera Ser del Dúo Dinámico y Pisando Fuerte, de Alejandro Sanz. Todos clásicos, como podéis ver...

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.