Salpica,chapotea



Hoy ha sido mi primera vez. En una piscina cubierta.

He ido a medio día (como haga más cosas, tendré que dejar de hacer algo: comer, dormir, yo qué sé). Nunca había ido a una piscina cubierta, siempre voy a las normales en veranito, con mi baraja de cartas, una Cosmopolitan (pa reirse un rato) y mucha peña.

Pues bien. Por fin hoy me he decidido a hacer algo con mi vida y me he pirado a las dos a la piscina. Tendría que haber aprendido a nadar en algún momento de mi vida, pero ya veis. Nado como un perrito. Lo primero de todo ha sido conseguir un gorro. Me he agenciado uno de una máquina expendedora de gorros, en la que podías elegir el color (la máquina era un engendro entre las máquinas de tabaco y las de preservativos).

Me he metido en el agua en la calle de principiantes (con todos los viejunos). Pues bien. Me adelantaban todos, si me ponía a nadar de espaldas, me subía encima de los demás (de hecho, me tenía que parar cada vez que me subía a la chepa de un hombrecillo). Y encima al final es que no podía ni respirar de lo cansada que estaba. Me estoy haciendo mayor.

Y para colmo de males, estaba en el vestuario, y veo que se me pone al lado mi profe de naturales de BUP. Es duro ponerte a hablar con una profe. Probad a hacerlo cuando os estáis vistiendo.

P.D. Como no estoy acostumbrada al esfuerzo, fijo que mañana tengo unas agujetas de fliparlo. Mejor no pensar en ello.

Por cierto, que la foto es de mi amado Ian, lástima que hoy no estuviera en la piscina.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.