El jurgol es asín
(hoy con Dieter as guest star)

El futbolín es un deporte extraño. Lo inventaron los rusos (habéis visto lo que se parecen los jugadores a las muñecas matrioskas?) para boicotear al mundo occidental con un juego viciante del que no se pudieran sustraer y que no fuera capitalista.

Se juega en una mesa (casi siempre rodeada de copas,si es de noche, o de pipas, si es de día). Es curioso porque antes costaba la partida 25 pts (0.15 €) y ahora ya está entre los 50 céntimos y el leuro entero. Supongo que la diferencia está en que antes eran de madera (se les rompían las cabezas y los pies) y ahora son de metal (mola un montón, cuando choca la bola contra ellos suena como cuando le cae un yunque al Coyote en la cabeza).

Es un juego que tiene toda una constelación de reglas, desde la de pasar por debajo si se pierde sin haber metido ni un solo gol (una auténtica guarrería, porque los futbolines suelen estar en la parte más sórdida- a la par que más sucia- de los bares) o la de que no se puede hacer el "molinillo", eso de girar a toda velocidad los jugadores (lo cual a mí personalmente me impide, porque no tengo fuerza a no ser que pille impulso de alguna manera, verbigracia, moviendo sin parar el mando).

Según con quien juegues, te dicen que no se pueden marcar goles ni con los defensas ni con el portero (de portería a portería, guarrería) y luego está ese momento Hulk de cuando se te queda una bola atascada que no se mueve, que hay que levantar el futbolín para que vaya para algún lado (sí, sé que también se puede sacar de esquina, pero ¿qué hacéis cuando el futbolin va cubierto con un cristal, cacho de listos?).

Pero lo que más me gusta de los futbolines son los trapicheos que se hacen para alargar indefinidamente las partidas, como poniendo las manos en la portería para que no se cuele la pelota o jugando con cosas absurdas para no tener que meter dinero, como un bote de pegamento Imedio (bueno, sí, soy una cutre, pero me diréis que vosotros habéis pagado todas las partidas que habéis jugado).

Lástima que cada vez haya menos futbolines en mi vida (que no en los bares, ojo, que imagino que habrá más o menos los mismos que había cuando jugaba a diario).

Os dejo una foto de mi amigo Dieter, que os recomienda usar el fotbolín en vez de la Play.


Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.