Abono, vuelve, te lo suplico



Querido Abono:
Si lees estas líneas, te ruego que vuelvas conmigo. Nunca te traté mal, te llevé a ver mundo, incluso has conocido al Torito.

No sé por qué me has abandonado, sin explicaciones, a principios de mes, justo en uno de mis momentos más bajos, sin trabajo, sin novio, sin perrito que me ladre. Vuelve, te lo pido. Mis viajes no serán lo mismo sin tí, ¿sabes que hacíamos un buen equipo? Nada nos ponía freno, ni las obras, ni los atascos, solos tú y yo y toda la ciudad era nuestra.

No puedes dejarme a la merced del Patchmóvil siempre. Merezco usar el transporte público como los seres normales. (Lo que me lleva a sospechar de una posible conjura del patchmóvil). Contigo todo sería más fácil.

Lo peor de todo es que te has llevado un metrobús virgen, sin usar. Con él sí que habría podido irme hasta a diez sitios diferentes (o a cinco ida y vuelta), pero no, tú tuviste que ser más guay y robarme también esos viajes.

Te echo de menos, mi vida tiene menos sentido (si cabe) desde que no estás tú.

Un abrazo,
Patch

P.D. Si alguien de Madrid encuentra un abono con mi cara, que haga el favor de ponerse en contacto conmigo, que es una jodienda perder el abono. Y más a principios de mes.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.