No puedes huir de tu pasado



Mi pasado me persigue.

Para las nuevas incorporaciones hay un par de cosas que debéis saber de mi:
  1. Estuve hace dos años en Italia
  1. Me hice una cuenta en un banco después de un recorrido digno de la casa que enloquece (y de conseguir una serie de objetos absurdos cuan aventura gráfica, como el fax de un director de un banco de España que asegurase que yo soy buena y un certificado de antecedentes penales. No preguntéis).
Pues estaba yo en mi patchcueva tranquilamente, cuando me dice mi hermana: "Oye, que te ha llegado una carta del banco de Siena". Yo me he quedado pensando que el correo italiano va lento y que es tarde para recibir las felicitaciones de Navidad. Pero la he abierto, no obstante, porque no me gusta la intriga.

Después de luchar con mi italiano (que un año después de mi llegada a España ha pasado de un nivel "se le entiende, pone muy buena intención" a un nivel "ha sido amamantada por la loba Capitolina, y sólo ha aprendido el italiano elemental del bosque") he descubierto cuál era el objeto de la misiva.

La cosa es que como soy lo peor, no me di cuenta de que en Italia gasté más dinero del que había en la cuenta. De tal manera que ahora me busca la policía fiscal italiana (existe esa parte de la policía, aunque no os lo podáis creer) porque tengo una deuda de 200 euracos, con intereses. Admito donaciones.

Mientras, podéis encontrarme haciendo los trabajos más bajos, porque todo mi sueldo de becaria de este mes irá destinado a pagar a los italianos. PORCA MISERIA!!!

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.