Cuadernos de vacaciones

Como ya he acabado la carrera (nunca me cansaré de repetirlo, YUPIIIIII!), he decidido ponerme las pilas y que no se me olvide, me he comprado el cuaderno de Vacaciones Santillana de 5º de periodismo, porque no se me puede olvidar todo lo que he aprendido, je!

Fuera de coña. ¿Cuántos de vosotros hicisteis un cuaderno de vacaciones? Porque yo creo que los hice todos desde 2º de EGB... Sí, pequeños lechones, los padres son así de sádicos, no se conforman con que vayas a clase durante el curso, sino que se empeñan en que aprendas durante el verano.

Y luego, seguro que os pasaba como a mí, que lo mismo el primer día con el ansia de estrenar algo, lo que fuera, os hacíais lo correspondiente a tres días y luego na de na, que se moría el cuaderno de risa sin abrirlo. Y lo malo era el drama de volver en septiembre al cole y que se te había olvidado cómo dividir entre dos cifras (vergüenza infinita, cuando llegaba el/la listilla de la clase y ya sabía hacer raíces cuadradas con lápiz y papel (por cierto, aprovecho este espacio para preguntaros a los que habéis estudiado ciencias si finalmente os sirvió de algo saber perpetrar semejante operación)).

Pues nada, que os dejo con vuestros deberes de vacaciones, que seguro que el primer día de clase os pedirán los cuadernos para ver qué habéis hecho durante el curso (tiene su aquél, tipo el día del juicio final, cuando la profesora separará a los que pasarán de curso de los que no lo harán. Y eso en septiembre... (Temblad, porque no sabéis el día ni la hora).

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.