Oda a la patata


Hoy voy a hablaros de algo que, como dice Noelia, es boina (funda-mental jeje, lo pilláis?Vale, vale, no os vayáis todavía, dadme una oportunidad). Voy a hablaros de las patatas, porque me ha parecido oportuno ir a contracorriente y porque así mola más.

La patata es un alimento despreciado desde la Creación, porque mira que crear un alimento que parezca una piedra con raíces... Si es lo que digo yo, que Dios tiene mucho sentido del humor, como por ejemplo con los ornitorrincos, porque ¿a quién se le ocurre crear un mamífero con forma de pato? Es que no cabe en cabeza humana (y tanto..).

Bueno, que me voy del tema. Y es que las patatas son muy útiles para muchas cosas, como para llenarnos la tripa en los burger (patatas fritas), engañar el sabor de los platos (puré de patatas) o para la expresión humana (esto es una patata). La gente no se da cuenta de la incidencia de este tubérculo en nuestra vida, porque, qué sería de los españoles sin la tortilla de patatas? o sin el pisto de patatas? o sin el arroz, patatas y bacalao (huy, creo que esto sólo se come en el pueblo de mi abuela). Pero es que mira que son feas las patatas. Además, no huelen a nada y si te las comes crudas tampoco es que sean muy interesantes, que digamos...

Además, en los cuarteles las usan como castigo: el conocido "pelando patatas". ¿Y qué me decís de las patatas como arma arrojadiza? Nunca se han explorado del todo bien las posibilidades de las patatas.

Yo creo que lo voy a dejar en este punto y si eso a la tarde lo edito o lo borro por mi bien y por el vuestro. De momento, ahí queda eso!

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.