El Ayto de Madrid y la moda drag

Ayer tuve una revelación: somos cuatro frikis en Madrid y además nos conocemos todos. Y esto viene porque estuve con una migo al que no veía desde hace lo menos tres meses y resulta que había estado leyendo lo que él escribía en un foro de las páginas estas que me leo yo en los ratos absurdos en los que no sé qué hacer... De verdad, yo pensaba que entre cuatro millones de personas iba a haber aún mucho frikis que conocer (que los hay, no os vayáis a pensar...).

Y hablando de esta ciudad en la cual me hallo y en la que he vivido grandes momentos, tendré que contaros que he descubierto una conspiración: los que se encargan de la decoración de las calles deben de odiarnos a los madrileños. Vale que con la Boda (qué grande, Leti. Y pensar que ella estudió lo mismo que yo...-bueno, a lo mejor un poquito menos...-) tenga que estar lac iudad bonita, aparentar que somos europeos, que África no empieza en los Pirineos y tal, pero lo que están haciendo con las fuentes más carismáticas de mi city no tiene nombre. La Cibeles todavía está bien. Le han puesto unas luces (digamos...) creativas (?) que cambian de color cada X tiempo. Pero lo de Neptuno es una vergüenza... Han pintado la escultura con algo para que de día no se note nada, pero cuando llega la noche...

Neptuno se convierte en un drag-queen. Le sale una camiseta hortera de malla, el carro queda amarillo, la corona fucsia... en fin que es una vergüenza. Bueno, por hoy nada más. Besines!!

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.