Dos cosillas (chu cings)




Primera: estoy de estreno: tengo un ordenador portátil que me va a permitir martirizaros más (si cabe) con todas estas paranoias, jejej. Aunque estoy pensando darle otros usos, como bajarme todas las canciones de Bisbal, de Chenoa y, por supuesto, de Andy y Lucas, que son mis favoritos (qué mono es Andy, es taaaaaan tímido, snif) y todas las películas de bailes de graduación posibles e imaginables.

Segunda: ayer vi Shin Chan: la invasión. Brutal. Yo no sé por qué no enseñan en los colegios las pelis de este chaval. Además, me siento un poco envidiosa, porque Shin Chan derrota al malvado Barón del Tanga con su trompa y, claro, yo no estoy equipada (gran frase de Dogma, si no la habéis visto, os la recomiendo...). También impagable el ataque de la Reina Jamónica que lucha contra Ultrahéroe (ajajaja). Lo malo es que predispone a los niños en contra de un colectivo ya de por sí vituperado: los travestis. Porque digo yo: ¿de dónde sale ese afán de los chicos por vestirse de mujer? ¿Habéis visto alguna vez a una mujer vestirse de hombre para dar morbo a otras mujeres? Yo no. Pero bueno, como mi niña interior tiene sólo 6 años, debo esperar a que crezca.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.