D'Artacán y los tres Mosqueperros o cómo hacer que Minipatch coma todos los días sin protestar

Hoy estaba nostálgica, y me he puesto a pensar en las cosas que me hacían feliz de pequeña. D’Artacán y los tres Mosqueperros es una de ellas. Me la ponían para comer (en una cinta de esas del vídeo 2000, con dos caras, lástima que no tiunfara el sistema, porque era el mejor).



La historia, para el que no la conozca, es simple: D’Artacán abandona su pueblillo para unirse a la guardia real, de mosqueteros, digo Mosqueperros. Se tiene que presentar ante el Señor de Treville con la carta de recomendación de su padre.

La ventaja que tiene D’Artacán es que es muy bueno con la espada. ¿Y la desventaja? Todo lo demás. Es un poco paleto, no sabe nada de la vida en la ciudad... Tiene que hacerse amigo de los mosqueperros, que al principio no se lo ponen fácil. Están los tres protagonistas, que se llaman Amis, Pontos y Dogos y luego los secundarios. Está gracioso el adiestramiento que le hacen, porque todos le tratan como lo que es: un enchufado paleto que no sabe nada de la vida en la ciudad (de hecho le timan desde el momento de elegir un caballo, le dan el que está más arruinado).

La historia es la misma que en la novela de Dumas: hay un complot contra el rey de Francia, encabezado por el cardenal Richelieu, ayudado por sus malvados secuaces. Entre ellos me quedo con Milady. Mira que era mala. Yo no sé por qué no sospechaban de ella a la primera, pues para empezar, era una gata en un mundo de perros. Pero bueno, que no me meto en la inteligencia perruna, que Sherlok Holmes era un perro también (en la serie de Miyazaki) y mira qué listo era, a ése sí que no se la colaban).

Luego había una historia de amor con Juliette, que nunca vemos consumarse, al menos en la primera serie, porque luego hicieron otra más casposa y estaban casados. Yo quería ser como Juliette, pero creo recordar que era porque era rubia y se vestía de rosa (?)



Otra cosa que me encantaba de la serie era la canción.
Datacán, Dartacán, corriendo gran peligro… (de hecho, y con motivo del día de hoy, me la he bajado de Internet, lo malo es que está en inglés- lo que es irónico, porque la serie es española). Una canción supercañera, y con ladridos de perros de fondo. Un lujo ochentero para todos vosotros.



Bueno, que no os doy más la brasa. Que veáis dibujos animados, que son vuestros amigos(y así le daréis a Frank un oficio con el que ganarse la vida).

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.