Ben-Hur frente al Prado

Venía yo de una fiesta (bueno, como siempre, no os vayáis a pensar que estoy todo el día de fiesta ni nada, es que es de donde venía) pensando... "Mmmmm (aquí poned la cara de Homer Simpson cuando dice "Rosquillas") mi cama". Me espera. Por la Castellana, cuando sin querer (vale, es que hoy no llevo un día mu fino) le he hecho la pirula a otro coche repleto de lo que podríamos denominar "púberes-generación-politono-Papichulo". Me han puesto las largas. Vale. Me han pitado. Vale, lo merezco, los mascachapas no deben ser molestados por simples mortales como yo (¿qué somos, sino míseros gusanos?). Luego me han empezado a chillar algo, que no he oído muy bien, porque llevaba el Sargent Peppers a todo volumen (¿qué miráis? Los mortales también llevamos loro en el buga), pero me da la sensación que rimaba con fruta. Yo he apartado el espejo y he seguido mi camino, cuando de repente, se ponen en paralelo conmigo (hacéos la imagen: tipo Ben-Hur, sólo que conmigo y en Recoletos) y el copiloto saca la cabeza por la ventanilla ¡¡¡e intenta arrancarme el retrovisor!!! Estoy hasta el gorro de esa gente que no respeta nada, qué pasa? ¿Fueron al instituto de Mentes Peligrosas?? En fin, que estoy cabreadísima. He decidido que me voy a volver grande y verde y no voy a hablar por lo menos en una semana.

Y ahora me voy a dormir, porque mañana me espera un día estupendo.

È un mondo difficile.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.