Amo las nuevas tecnologías

En septiembre me compré un móvil. Para que os hagáis una idea, es un Motorola “con forma de compresa”. Pues bien. Ahora la batería no me dura ni siquiera 12 horas, por lo que tengo que cargarlo a diario, o casi, si lo dejo apagado el rato que voy en el metro y cuando voy conduciendo. Además, tiene mal el micrófono y el que me llama (o a quien llamo) me oye como a la Niña del Exorcista y entrecortado. Total, que parece que estoy hablando lenguas vernáculas. Y claro, ya hay dos curas que me persiguen con agua bendita, a ver si expulsan al espíritu inmundo del interior del aparatejo.

Así que he decidido comprarme otro. Pero antes he pensado: no me sobran 100 euros, porque a una, con el sueldo de becaria, no es que le de la vida para muchas alegrías, ¿no? Así que decidí ponerme a pensar cómo era mi vida antes de la llegada del móvil.

En primer lugar, no había manera de tenerme controlada. Nada de llamadas a cada instante de “¿dónde estás? ¿Pero no habíamos quedado hace 45 minutos? ¿Por qué te han visto en Ciudad Universitaria, si me has dicho que ibas a Barajas? (ésta es una anécdota basada en hechos reales)” Luego está la absurdidez esa de “¿Dónde estás?” “Anda, abre la puerta, que me ahorras tocar el telefonillo”. Y, sobre todo, cuando te retrasabas 5 minutos era normal, no te empezaban a llamar como posesos por si te había atropellado un tranvía (curioso, en Madrid no hay tranvías).

Y luego están los amigos, esos que siempre aciertan a llamarte en mitad de una clase, en mitad de un examen (ejemplo, los de Italia, tienen una puntería...) o en mitad de cualquier asunto. En serio, mi vida era más sencilla antes de tener móvil: llamabas a los amigos en la hora a la que sabías que iban a estar en casa, quedabas en un sitio concreto, y si no les veías, LES BUSCABAS, no les llamabas. ¡Decidido! Voy a ser como mi amiga Noelia, que no tiene móvil y es más feliz (aunque de vez en cuando anda mendigando uno de esos aparatillos infernales para enviar un mensaje-por supuesto que los sms merecen un post aparte).

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.