Puedes olvidar con quién has reído...

Hoy quería hacer un homenaje a toda esa gente que me ha visto llorar. Porque hay una frase que a mí me encanta, que no sé quién la dijo (en un momento de inspiración como otro cualquiera) y yo la comparto con vosotros:
a) Porque es mi web, y al que no le guste, que no mire.
b)Porque hoy no tengo el ánimo como para contaros cachondadas.
Puedes olvidar con quién has reído, pero nunca olvidarás con quién has llorado. Y es que la realidad es así, porque para reírse te vale cualquiera, la vecina de enfrente, un pavo que sólo ves en las optatvas de la facultad... Pero llorar... eso es otro cantar. Es una cosa tan íntima (como todo intercambio de fluídos, no os vayáis a pensar) que no vale cualquiera (bueno, si hablamos de un momento de deseperación, a lo mejor, pero también como en todo intercambio, etc). Yo tengo un problema, que sé cuándo empiezo a llorar pero no sé cuándo termino.

¿Y esto a santo de qué viene? Pos nada, sólo dejaba vagar mis pensamientos en un descanso del trabajo que estoy haciendo. Y porque, como dicen mis padres, lo que lloro no lo meo. Y es que en la última semana se podría decir que no es una de las cosas que he hecho. Desde aquí gracias a los que me habéis soportado y lo siento por los que no saben de qué va todo esto, pero es que no tengo ahora a nadie en el messenger para contarle mi vida.

Por cierto, estoy mu orgullosa porque he aprendido a meter imágenes en la web, como podéis ver en la cabecera.

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.