Esos recreos de nuestra infancia

¿Qué me decís de los recreos del cole? Vale, habrá alguno de vosotros que me diréis que jugabais a la pelota, a la comba, que le levantabais la falda a las niñas... en fin, que sí, que nos conocemos todos. Pero no me podéis negar que muchos deseabais que llegase esa hora para comer el bocata que os había hecho mamá por la mañana. Pero no todas las madres hacían bocatas. Las más enrolladas (y las que tenían menos tiempo) compraban un bollo.

Ahí quería yo llegar. Estaba la niña pija esa que siempre iba de rosa (vale, no en mi cole, porque había uniforme, pero todos sabemos que si no hubiera habido, habría ido de rosa.

De hecho todas sus gomas del pelo, su mochila, su abrigo, ¡incluso sus gafas! Eran rosas) que, por supuesto, se pillaba el bollo de la Pantera Rosa. Y digo yo ¿dónde se ha visto chocolate rosa? Porque negro, vale; marrón, vale, porque lleva leche, incluso blanco... Pero ¿ROSA! El caso es que te ofrecía (era por fardar, no es que fuera especialmente generosa) y tú, con mucho recelo te acercabas... ¡y luego resultaba que estaba bueno!
¿Y los Phoskitos? Qué me decís de los Phoskitos? Porque yo me los pedía para ver si me tocaba el coche del París Dakar (¿qué pasa? ¿vosotros no habéis sido freaks nunca?) o, en su defecto otro Phoskitos.

Pero el bollo más freak de todos era el de Tarzan, que te lo pedías porque era equivalente al Phoskitos pero te daban muñequitos de animales. Lo malo era que te podías cansar a sacar chocolate, que siempre se quedaba almacenado más en el codo del mono. Daba igual lo que utilizaras: los dientes, la lengua... Para luego perderlos justo el día que pensabas que ya lo tenías limpio. O te los tiraba tu madre. Y es que las madres no se daban cuenta de la reserva energética que podía haber en el codo de un mono...

Yo siempre he sido una niña gordita. Yo llevaba fruta a los recreos. Y los días que llevaba algo rico (que también los había) me lo robaban de la mochila (también he sido siempre una niña un poco pringada).

Pues nada, por hoy poco más. Era sólo una reflexión en mitad de estos duros exámenes.
Un Patchiabrazo para todos!!

Share this:

COMENTARIOS

0 han mejorado su vida sexual:

Publicar un comentario

Comentar mejorará tu vida sexual.